Menu1

Sin pausa en la represión de las manifestaciones de protesta por la Injustificada detención de Milagro SALA

La imagen de la joven diputada Mayra Mendoza agarrada brutalmente del cuello por un brazo de gladiador devaluado a caza-mujeres. Así versaba ayer la crónica de lo sucedido ayer en frente de los tribunales en la ciudad Jujuy. Como un ensayo de los tiempos por venir y mostrando que si eso es posible hacer a nuestros representantes populares que nos tocara a nosotros como simples mortales en nuestras luchas defendiendo nuestros derechos laborales.

mendoza-milagro

Mayra es mujer, como Milagro y esto no es casual ni está desprendido de la injusticia feroz que tiene lugar en Jujuy con la prisión de la líder de la Tupac Amaru. En palabras de Galeano «Es miedo a la mujer sin miedo». El nuevo régimen global apela tanto a la emocionalidad sin texto, a lo brutal reprimido, al racismo, a la arbitrariedad, a la soberbia de su propia naturaleza, que se desmadra hacia el aplastamiento de todo lo que ve débil y presume fuerte. En el uso de la fuerza, muchas veces, lo que se ve es impotencia.

El Gobierno tiene la responsabilidad jurídica de adoptar todas las medidas a su alcance para asegurar que Sala no permanezca detenida arbitrariamente. Las obligaciones de respetar los derechos humanos se extienden a todas las provincias o estados de una estructura federal de gobierno, sin exclusión.

El escalamiento internacional que produce esta situación y que el Gobierno pretende desconocer justificándose en la no intervención de las decisiones de un estado federal, no se compadecen con la obligación de Estado Nacional de respetar las normas supranacionales reconocidas en nuestra Constitución Nacional.

Secretario de DDHH – Gustavo Morales

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Bienvenido al WhatsApp del Cepetel.
¿En que te podemos ayudar?
Recordá que nuestro horario de atención es de L a V de 9 a 18hs.