Menu1

Otro hecho trágico como consecuencia de la tercerización en la Argentina

El 24 de noviembre murió Fernando Galarza, un telefónico de 19 años, que hacía sólo 4 meses había empezado a trabajar como instalador en una empresa tercerizada de Telefónica de Argentina. Murió por electrocución mientras trabajaba arriba de un poste sin medidas de seguridad de ningún tipo.

Fernando trabajaba para la empresa ELECNOR, una subcontratista de la multinacional Telefónica de Argentina que se dedica a la instalación de líneas telefónicas en Capital y Gran Buenos Aires. La función que cumplía el joven de 19 años, es parte de muchas de las cuales la multinacional decidió tercerizar cuando se hizo cargo del multimillonario negocio monopólico de las telecomunicaciones en nuestro país. La tercerización del servicio no solo reduce el gasto a costos mínimos, sino que además desresponsabiliza a la multinacional de los trabajadores que ejercen las funciones.

Daniel Jorajuria, secretario gremial de CTA Central de trabajadores de argentina, en una entrevista a horas de la muerte del trabajador declaró “(…) La indignación es que hay un Estado ausente de los mecanismos de control, la inspección del trabajo está totalmente devaluada. No se puede aceptar que los trabajadores estén trabajando en estas condiciones y con estas consecuencias; no tiene que ser la muerte de un trabajador, el daño irreparable para tomar medidas, o no es ésta la forma con la cual debemos probar que hay que parar con la tercerzación, de que hay que parar con estos sistemas de trabajo que lo único que han hecho es desresponsabilizar al empleador principal de todas sus obligaciones laborales (…) Lo grave de las tercerizaciones, es que muchos gremios han abandonado la representación de los trabajadores, defienden el unicato sindical y permiten la fragmentación de los trabajadores en trabajadores de primera y de segunda y los trabajadores quedan indefensos”
Otra de las cuestiones que remarcó Jorajuría fue el rol de las Aseguradoras de Riesgo del Trabajo (ART) que privilegian el afán de lucro por sobre la defensa de la seguridad laboral: “para que volvamos a tener la salud laboral asegurada hay que eliminar las ART. La Ley de Trabajo en la Argentina que permite las ART es como decirle al zorro que cuide el gallinero”.
Ante la consulta sobre las responsabilidades, Jorajuría no tardó en afirmar que la principal responsable es Telefónica de Argentina. “Nosotros decimos desde la Central que es incompatible el trabajo decente con la tercerización: allí no se cumple ninguno de los puntos fundamentales que rigen el trabajo decente en la terminología de la OIT. Nuestro departamento jurídico está trabajando y la demanda va contra todos: contra la empresa tercerizada y la empresa principal”.

La tercerización aparece así como un debate que no se da, como la forma legalizada de atentar contra el trabajo decente. Las grandes empresas aumentan sus ganancias y generan empresas paralelas para muchas tareas que hacen a su función. Las empresas paralelas no solo no respetan las condiciones de seguridad en el trabajo sino que además convencionan a los trabajadores en gremios que no le corresponden, con sueldos mínimos. Dentro de la actividad de telecomunicaciones se viene generando organizaciones de trabajadores por fuera de los sindicatos tradicionales, como consecuencia de la marginalidad y/o el olvido y la ya urgente necesidad de defender en forma directa sus derechos. Este es el caso de UETTEL quien viene ejecutando la representación de este y otros trabajadores de la actividad, ya cuentan con más de 600 afiliados y según informaron no descartan realizar movilizaciones en las próximas semanas en repudio del hecho y reclamando condiciones dignas de trabajo y la aplicación de un convenio que refleje las particularidades del sector y termine con los salarios mínimos al que estaban condenados.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Bienvenido al WhatsApp del Cepetel.
¿En que te podemos ayudar?
Recordá que nuestro horario de atención es de L a V de 9 a 18hs.