Menu1

IBM negocia un convenio a nuestras espaldas

El cuerpo de delegados de IBM afiliados a CePETel denuncia ante los trabajadores de IBM las negociaciones que los representantes de la empresa vienen manteniendo con el sindicato de Comercio para encuadrar a los trabajadores de IBM en el Convenio Colectivo de Trabajo de dicho sindicato.

Como nos tiene acostumbrados esta empresa, todas estas negociaciones se hacen a espaldas de la voluntad de los trabajadores.

En IBM nos hemos expresado sobre la voluntad de organizarnos sindicalmente afiliándonos más de 500 trabajadores al sindicato CePETel y sobre la necesidad de un Convenio Colectivo que nos represente.

Sabemos lo que significa el Convenio Colectivo de Comercio:

· No representa la realidad de los trabajadores de las empresas de Informática.

· No abarca a la totalidad de los trabajadores de IBM.

· Si bien puede tener algunas funciones similares a las que desempeñamos, son diferentes en su esencia las empresas de comercio a las que prestamos servicios de sistemas.

· El convenio Colectivo de los Trabajadores de Comercio incluye una clausula de aporte compulsivo para todos los trabajadores convencionados, estén o no afiliados al sindicato.

· El sindicato de Comercio “cobra” por este servicio de convencionar a los trabajadores este aporte y el aporte que realiza la empresa.

· En este convencionamiento los que deciden son la empresa y el sindicato y nosotros los trabajadores como siempre no tenemos ni voz ni voto.

· En la mayoría de las empresas que tienen convencionados a sus trabajadores en Comercio no hay delegados y en donde los hay estos son designados o digitados por el sindicato.

Es por esto que reafirmamos nuestra decisión de luchar para obtener un Convenio Colectivo que realmente represente a los trabajadores de Informática y de las Tecnologías de la Información y la Comunicación.

Llamamos a la empresa a discutir con los representantes de los trabajadores que somos los delegados elegidos por la voluntad de los trabajadores en elecciones libres y democráticas.

Por esto, ya que las negociaciones son además secretas y no hay información formal al respecto, llamamos el día posterior a que la empresa comunique formalmente los acuerdos para convencionar a los trabajadores de IBM a realizar asambleas en los lugares de trabajo para decidir el plan de acción con respecto a esta decisión unilateral y autoritaria por parte de la empresa.